esaBaL: 10_11

sábado, 8 de octubre de 2011

NOMBRES PROPIOS. VIII.


Aznar, Zapatero, Zapatero, Aznar, tanto monta, monta tanto.



Con el uno, (Aznar) nos fuimos de caza por Afganistán, aún seguimos de caza por esas tierras, pese a no quedar presas a las que cazar. Con ese mismo gran estadista, ayudamos voluntariosamente en el infame destrozo y saqueo de Babilonia. Eso sí, ni en Afganistán estaba la presa que se buscaba, ni en Irak habían armas de destrucción masiva. Pero bueno, eso ya es otra historia de la que se tendrán que encargar, en un futuro no muy lejano, los de la toga de La Haya.

Y con el otro, (Zapatero), ¡ay del otro! El que empezó su triste mandato, retirándonos   de Babilonia y haciendo ostentosos desplantes al paso de las banderas imperiales de sus amos. Éste mismo, aunque cueste de creer, viendo sus inicios, abandonará el cargo superando con creces a su antecesor.
Todo lo que retiró de Irak, lo envió a la ratonera afgana.
Sacó a nuestra Armada allende los mares, en la pomposa, costosa y ridícula  “Operación Atalanta” a hostigar a los harapientos y hambrientos piratas para unos, o, pecadores somalíes, para otros.
Y con el mayor cinismo y, una hipocresía pocas veces vistas antes, se apuntó al bombardeo de Libia, cuyas funestas consecuencias, aún todavía no alcanzamos a ver.
Aunque, el último y más reciente movimiento de Zapatero en lo tocante a la agenda de sus amos, es el más preocupante y, el que más desastrosas consecuencias puede acarrear al Reino de los Borbones. La entrada de nuevas tropas imperiales, barcos y armamentos de la Guerra de la Galaxias, “Escudo Antimisiles” en España, en la base de Rota.
De aquí en adelante, España pasa un objetivo legítimo y de primer orden para terceros en una supuesta contienda global contra esos supuestos enemigos (Rusia, China y en muchísima menor media, Irán) de los que nos defenderá el “Escudo Antimisiles”.
Loading...