esaBaL: 12_09

martes, 29 de diciembre de 2009

CiAlqaeda. VI.

Sobre el curiosísimo caso del atentado fallido, perpetrado por un nigerio, multimillonario y yihadista de CiAlqaeda. Y sobre las exageradas, ridículas e ineficaces medidas de seguridad.

Aeropuerto de Ámsterdam, mientras todos los mortales se disponen a pasar los exhaustivos controles, con medidas ridículas como no pasar colonias, un terrorista, nigeriano e hijo de banquero, y miembro de CiAlqaeda, de los que salen en las bases de datos del FBI y del Pentágono pasa el control sin ningún tipo de problema y con los componentes para fabricar una especie de bomba incendiaria, adosados al cuerpo.
¿Para que sirven todas estas medidas de seguridad excesivas sobre los ciudadanos del planeta, si un reconocido terrorista con bomba incluida puede embarcar en un avión? ¿O es qué lo dejaron pasar sin ningún tipo de problema, sabiendo que la presunta bomba no explotaría? Para así mantener al imperio en las guerras por el control de los recursos, justificándolas con la guerra contra el terrorismo.

lunes, 21 de diciembre de 2009

EL FRENTE AFRICANO. X.

El “AFRICOM- US Africa Command” vegeta por África.
Todos tenemos frescos en la memoria el secuestro de tres cooperantes españoles de la ONG Barcelona Acción Solidaria. Aunque ha habido muchos secuestros por estas tierras, de alemanes, de franceses, italianos, recordamos estos por la cercanía de los secuestrados. Son españoles y de Barcelona. Y no solo ha habido secuestros por esas tierras.
Ahora, mis preguntas son, ¿qué cojones están haciendo los ejércitos imperiales en África?; ¿para qué crearon el mando central africano (AFRICOM- US Africa Command) allá por el 2007? ¿se gana el sueldo esta gente?
Como era de suponer desde la creación de este Mando Central imperial; para el continente africano, la filial africana de CiAlqaeda, CiAlqaeda en el Magreb Islámico no ha dejado de crecer en numero de combatientes. Y sus actividades, ya sean asaltos, extorsiones, secuestros y atentados han aumentado desde la creación del funesto e inoperante AFRICOM. Para variar, allí donde el imperio pone sus botas, los actos terroristas aumentan considerablemente, para así favorecer la presencia de tropas imperiales. Allá en los países lejanos del Oriente, séase Irak, séanse estos Afganistán o Pakistán. O acullá en los desiertos y países del Magreb africano y en los piratescos mares del cuerno de África.

¡Qué decir, de los países del Magreb, que están mucho más cerca de la frontera sur de Europa! Y las ansias de recursos naturales del imperio son inmensas por necesarias. Así que, o exigimos al imperio que saque sus botas imperiales, o la desestabilización total del continente africano acabará afectándonos.

Y por pedir que no quede, ¡fuera todas las bases imperiales de nuestro querido continente europeo! Ya son mayorcitos nuestros ejércitos para proteger nuestro continente. ¡Las divisiones soviéticas ya no amenazan las capitales europeas!

domingo, 13 de diciembre de 2009

PREPARANDONOS PARA LA PROXIMA BATALLA. VIII.

El cerco cerrado.

¿Pueden dormir tranquilos los iraníes rodeados totalmente por el imperio y estando últimos estos sedientos de gas y petróleo?

viernes, 4 de diciembre de 2009

VILLANOS. NOMBRES PROPIOS. VI.

El Mesías imperial Barack Bombavá anuncia una escalada militar y sus eunucos y vasallos imperiales tardan en responder. Más soldados y más oro europeo para defender las guerras imperial-sionistas.

Un simple gesto, una mísera palabra o un discurso pomposo y grandilocuente y el emperador tiene a todos sus perros sumisos y obedientes - ZP, Berlusconi y un largísimo etc- prestos ha entregar hombres y oro para los oscuros intereses imperiales de saqueo, rapiña, expolio de los recursos energéticos del planeta.

Y éste es el último y flamante Nóbel para la Paz. El que bombardea diariamente Pakistán, el que aumenta la escalada militar en Afganistán, el que sigue permitiendo que los israelíes masacren a los palestinos y sigue permitiendo asentamientos ilegales y muros de las vergüenzas. El que apoya golpistas en América y el que aumenta el número de bases militares en Colombia. Éste es el que promete paz y traerá guerra.

“ Mirad que no seáis engañados; porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y: El tiempo está cerca. Mas no vayáis en pos de ellos”


Avisados estamos.

P.D. Por último me gustaría felicitar a una tal Maite, que ha escrito en el blog, Falsa Libertad un comentario sobre el flamante premio Nóbel para la paz. Es un tocho, pero vale la pena leerlo. No sé si es suyo, o lo copio y pegó, pero de todas formas la felicito y de nuevo aquí lo pego.

Mayte dijo:
3 Diciembre, 2009 a las 11:55
OBAMA, NÓBEL DE LA PAZ Y HALCÓN DE LA PRÓXIMA GUERRA
Los romanos decían «si quieres la paz, prepara la guerra». Ahora, en
la post-modernidad todo se deconstruye: si preparas la guerra,
discursea sobre la paz y obtén el premio Nobel. Barack Obama,
investido con el halo de pacificador que confiere el galardón, podrá
arrastrar al mundo entero a la guerra que se antoje a los intereses de
Estados Unidos en nombre de la “comunidad internacional” y para mayor
gloria del capitalismo. Desconocemos la exactitud de cuándo, dónde,
cómo y contra quién se descargará el horror. Lo que sabemos con
certeza es que resulta ineluctable: una crisis económica de
dimensiones descomunales impone como solución una guerra de iguales
proporciones. El 44º presidente de los EE.UU dirige una operación de
marketing cuya finalidad es vender con rostro amable la próxima
guerra.
La locomotora del capitalismo norteamericano no podrá tirar por mucho
tiempo con keynesianismo civil. La apuesta por las energías
renovables, la inyección a la reforma de la red eléctrica y los
continuos manguerazos de dinero público a sectores como el automóvil y
la vivienda no son el remedio suficiente que demanda el coloso
americano, como tampoco lo fueron las obras públicas del “New
Deal”deRoosevelt. Los anuncios de “brotes verdes” son mentiras de
patas cortas. El diagnóstico sitúa la depresión en un ciclo largo. La
guerra será, a la postre, el remedio para resucitar establemente los
ajados indicadores de las magnitudes macroeconómicas. Del mismo modo,
en el siglo pasado, la salida a la “gran depresión” se resolvió
mediante la incorporación de la América de Roosevelt a la segunda
conflagración mundial. Pero para hacer la guerra es necesario designar
al enemigo: pese a los conatos nucleares del régimen de Kim Yong-il,
la pequeña y anacrónica Corea del Norte entendemos que no es un blanco
de suficiente entidad como para desatar la guerra devastadora que la
situación exige. En cambio, Irán y Siria, acusadas de promover
programas de armas de destrucción masiva y proteger el terrorismo
internacional, parecen firmes candidatos para encarnar el “mal” que
justifique desplegar una escalada militar de suficiente amplitud.
Paquistán, nación con armas nucleares, está inmersa ya en el lodazal
afgano y es susceptible de ser presentada por el amigo americano como
una amenaza para la estabilidad y la paz mundial. No se debería
descartar un teatro de operaciones múltiples de gran envergadura.
Esa próxima guerra permitiría poner a pleno rendimiento el “complejo
militar-industrial”, verdadero motor de la economía y principal foco
de desarrollo y transferencia tecnológica para bienes de equipo y
consumo. Esta expresión acuñada por Eisenhower en su discurso
presidencial de despedida, y que para algunos evoca tenebrosas
conspiraciones, es simplemente el keynesianismo militar que sirve de
puntal a la superpotencia. El conglomerado de lo público y privado,
concepto más ajustado a la realidad que las prefiguraciones de EE.UU
como baluarte de la libre iniciativa, se mezcla en una “zona gris” de
fundaciones, institutos, corporaciones, contratas y subcontratas
participadas o financiadas por la administración norteamericana, todas
ellas relacionadas con la tecnología de vanguardia y la industria de
la defensa. Este modelo se articuló en los años cuarenta de la pasada
centuria, mediante la producción masiva de tanques, buques y aviones
para el esfuerzo bélico. Sus resultados han sido prominentes: varias
décadas de prosperidad y el irremisible ascenso de EE.UU a potencia
hegemónica.
Se culminaría además uno de los principales designios geoestratégicos
de EE.UU: la idea de “independencia energética” de Obama, no puede
tener otro trasfondo más que el control de ingentes recursos
petrolíferos y buena parte de las rutas de los oleoductos y
gaseoductos asiáticos, que completaría el triángulo trazado con Iraq y
Afganistán. Por supuesto, tras la contienda se cerrarían fabulosos
negocios de reconstrucción y, no lo olvidemos ni por un segundo, se
garantizaría una larga era de sosiego al enclave sionista de Israel.
Todo esto es consustancial al capitalismo en su fase imperialista y
resulta invariable a su dinámica de ciclos infernales: tras la
bonanza, destrucción, expolio y vuelta a empezar.
El recurso al expediente bélico exige una preparación política y
sicológica previa: 1º) definir al “eje del mal”, con peroratas sobre
“la no proliferación de armas nucleares” y propaganda que apunta a
Irán, sin prueba alguna al igual que sucediera con Iraq y sus
“fabulosos arsenales de destrucción masiva”, como la encarnación del
peligro nuclear por antonomasia; 2º) alinear a los europeos
occidentales que pondrán dinero y efectivos para el combate bajo la
bandera de la paz y el desarme nuclear; 3º) lanzar una ofensiva
diplomática para separar a Rusia de sus pactos con Irán, Siria, etc.,
aunque sea con concesiones como el desmantelamiento del proyecto de
escudo antimisiles; 4º) asegurar la probable neutralidad de la China
emergente, centrada en su despegue económico. De esta preparación
forma parte, en los planes de las altas esferas estadounidenses, el
presentar a Obama como “príncipe de la paz”. En un momento en el que,
además, su popularidad comienza a decaer en EE.UU, hasta bajar del
50%, debido al incremento del desempleo y al curso negativo de la
guerra de Afganistán.
También han estado interesados en ello los gobernantes de Eurolandia.
Algunos de ellos para fortalecer sin tapujos el liderazgo
estadounidense. Otros, para empujar a Obama, el “diplomático
multilateral”, a las vías dialogantes de modo que no se alteren sus
negocios y su existencia de eunucos. Pero todos ellos contribuyen a
extender el engaño sobre el significado del icono Obama, presentándolo
como un candoroso idealista, al borde del desmayo en su afán por
pacificar el mundo.
Pero es una imagen absolutamente falsa pues ha sido Obama quien se ha
mantenido impávido ante la última matanza de palestinos en Gaza. Es
quien ha comenzado a realizar incursiones bélicas en Paquistán, en el
contexto de su engañosa y brutal guerra contra Afganistán, ya con ocho
años de historia y miles de civiles muertos, a la cual se dispone a
enviar cuarenta mil soldados más al tiempo que “espera” que otros
países participen con refuerzos. Es quien, desde un principio, y
aunque lo esconda el mendaz Zapatero, se ciñe en lo básico a la línea
de Bush, marcada por la “guerra global contra el terror” y quien aún
permanece en Iraq. Es quien sigue sin cerrar Guantánamo, modelo que
–por el contrario– quiere extender entre sus lacayos mediante
guantanamitos. Es Obama, igualmente, quien se ha opuesto a la visita
de los inspectores internacionales a las instalaciones nucleares del
régimen sionista de Israel.
La paz mundial es una entelequia del pensamiento burgués y coartada de
las mayores matanzas de la Historia. El mundo, que no es más que un
pluriverso en conflicto, sólo podrá contemplar largos periodos de
estabilidad desembarazándose de la ciega mecánica del capitalismo y
sus ciclos volátiles, no mediante premios nóbeles de la paz. Los
nacional-republicanos no queremos que España, al igual que en otras
ocasiones, sirva a los criminales planes de agresión de quienes se
creen los amos del mundo, ni embarcarnos en sus aventuras de
matarifes. Propugnamos la salida de España de la OTAN y la denuncia
del Tratado de Cooperación con EE.UU sobre bases militares.


Loading...